Cuarentena: Nuevas puertas a la colaboración.

Mucho se ha comentado sobre las desventajas y los grandes problemas que el Covid-19 y las cuarentenas de los distintos países nos provocaron a los magos y artistas de todo el mundo. Pero el objetivo de esta nota, no es seguir desarrollando sobre este tema, sino traer sobre la mesa las distintas formas en la que los ilusionistas nos fuimos re-inventando, y cómo esto generó una gran red de colaboración en toda la comunidad mágica.

En primer lugar, tenemos que remarcar la gran cooperación que se puede ver hoy en día entre nuestro público y nosotros, los artistas. A pesar de la pandemia, la gente sigue teniendo motivos para festejar y ganas de ver magia. Así, empezaron a aparecer los diferentes shows por “Zoom” y los “Zoompleaños”. Con la ayuda de las tecnología, se puede dar una coordinación entre los espectadores y los magos para, aún cada uno desde sus casas, poder formar parte de un show interactivo en el que, tanto el público como nosotros, no nos cansamos de disfrutar.

Otro punto para resaltar, es el gran apoyo que hubo dentro de la comunidad entre todos los colegas. A medida que las cuarentenas fueron siendo obligatorias y estrictas en todas partes del planeta, comenzaron a organizarse las distintas varietés por las redes sociales, como Instagram y Facebook. En las mismas, se juntaron animadores de varias ramas artísticas, y se propusieron armar shows en los que cada uno tenía una participación de entre 5 y 10 minutos. A medida que cada uno concluía con su número, seguía el show en la cuenta del siguiente intérprete que participaba de la jornada. De esta forma, se permitió hacer espectáculos con artistas de todas partes del mundo.

Y por último, quiero remarcar acerca de la ayuda y el crecimiento desde la comunidad mágica en sí. A través de las redes sociales, se convocaron diferentes conferencias y distintas formas de interacción entre los miembros del entorno de la magia. Para comentar algunos casos, podemos mencionar la conferencia “Sobreviviendo a Celma” en la que participaron disertantes que contaron anécdotas que vivieron con el mago argentino Daniel Celma y mostraron algunos de sus juegos. También podemos nombrar los “desafíos” que realiza asiduamente el mago Harapan Ong en su cuenta de Instagram, en la que propone una temática concreta y distintos participantes muestran un efecto en las redes cumpliendo esa consigna.

En fin, si bien al Covid-19 trajo inesperadamente grandes limitaciones al desarrollo de nuestro arte. La creatividad y la voluntad de superarse de nuestros colegas, permitió seguir realizando actuaciones y compartiendo con nuestro público eso que tanto nos apasiona y nos une: la magia.

Queremos saber tu opinión, ¿qué comentario tenés sobre está temática?

¡Un gran saludo y hasta la próxima nota!

Deja una respuesta